Testimonios

¿Tienes dudas sobre lo que significa usar Toallitas femeninas de tela o quieres conocer el testimonio de otras mujeres?...
Compartimos las respuestas a este cuestionario sobre su uso que amorosamente nos brindaron varias mujeres de nuestra red!!... y aún nos falta subir más!...
* Si usas toallitas y quieres colaborar con esta página puedes escribirnos respondiendo a estas preguntas a ohmamaluna@gmail.com ♥
estas son las preguntas formuladas: 


- Nombre, edad, ocupación, país de residencia
- Usas toallitas femeninas de tela? - Desde cuándo?
- Cuál es la razón principal por la cual elegiste utilizar toallitas femeninas de tela (ecología, salud, economía, conciencia femenina, otra)
- Cuál es tu experiencia en el uso de toallitas de tela
- Conoces más mujeres que las usen?
- Conoces otro método de recibir el sangrado de manera ecológica y saludable? Cuál? 

***
Jeannette Reyes, 32 años, Docente y Terapeuta Floral, Chile.

Uso las toallitas de tela hace 3 meses

La principal razón es por salud, las toallas desechables siempre me provocaban alergia (debo decir que probé todas las marcas de toallas desechables, y con todas fue lo mismo). También fue importante buscar una forma más ecológica para reemplazar las toallas desechables. Por mucho tiempo estuve buscando dónde comprar las toallitas de tela, investigué en internet, vi que habían realizado talleres de creación de toallitas de tela, que ya habían pasado, también busqué cómo hacian nuestras generaciones anteriores para recibir el período, sabía que usaban paños, pero sin duda sabía que debía existir una forma "más moderna", pero igual de responsable con nuestra Tierra para esos hermosos días. Me enteré de la copa menstrual, la busqué por mucho tiempo también, hasta que la encontré a principios de año. Luego contacté a Afloramujer para adquirir las Toallitas MamaLuna.

La experiencia ha sido hermosa, comprender el período femenino de una manera más conciente, con más amor y respeto. Valorar el ser mujer en esos días y estar agradecida, dejar de ver el período como un momento "desechable", y vivirlo con mucha alegría.

No conozco más mujeres que la usen, sólo he leído experiencias en internet.

También conozco la copa menstrual (MiaLuna), que es muy útil y ecológica también. Alterno el uso de ambas, dependiendo mis necesidades.

 
***

Karen Espinoza Valencia, 24 años. Estudiante ingeniería civil química. Chile
Las he usado desde el 2012
Por ser ecológicas y por respetar de la manera más natural posible mi cuerpo, evitando químicos tóxicos.
Ha sido agradable, requiere de un esfuerzo un poco mayor al de las desechables al tener que lavarlas, pero te hace presente y consiente de ese proceso femenino el cual muchas veces se intenta olvidar o que pase inadvertido. Son muy gratas al sentir que tu cuerpo está en contacto solo con algodón. Además tu conciencia está tranquila de que no aumentas la contaminación por generación de residuos, no promueves el comercio de multinacionales, y todo lo que ello conlleva, promueves el comercio local y vuelves a tus raíces.

No conozco otras mujeres que las usen.

Si, las copas
***
María Laura Bozzo Díaz de Valdés, 33 años. Psicóloga. Chile
Si. Hace un año...ahora estoy en proceso de gestación y dejé de usarlas, pero cuando  comience nuevamente mi luna las seguiré ocupando, al igual que después del parto.
Cuidar la madre tierra, disminuir la contaminación y conciencia femenina.
Ha sido maravillosa, son muy cómodas, no se pasan, me siento más femenina al estar en contacto con mi sangre sagrada
Si algunas mujeres, también las recomiendo a mis pacientes.

Si la copita lady cup, sin embargo me parecen más saludables las toallitas de tela.
***
Elena Sofía Zambrano Gómez, 30 años. Gestora cultural /facilitadora de círculos de mujeres y talleres de feminidad consciente. Mexicana radicada en Chile.
Si. Hace dos años
Consciencia femenina, ecología y salud.
Son maravillosas, higiénicas, cómodas, ecológicas. Te permiten conectar con tu cuerpo, cuidar tu salud, mirar tu sangre y después devolverla a la Madre Tierra. Son hermosas, frescas, suaves y duran mucho. No tienen esos desagradables aromas que se producen con los químicos de las toallas desechables… simplemente el hermoso aroma de nuestra sangre divina y sagrada. Te permiten recibir tu sangrado con amor, y es un bello ritual que nos hace consciente de nuestro ciclo el sacarlas al iniciar tu menstruación, lavarlas, cuidarlas, volverlas a guardar…
Sí, muchas y en muchos países.
Copa menstrual. Perlas marinas.
***
Consuelo Marín Pacheco, 28 años, Psicóloga. Chile
Si, Hace un año y medio
una conciencia del se mujer, respetar mi ciclo menstrual haciéndome conciente y porque no podía soportar tanto desperdicio al mundo de toallitas desechables al medio ambiente, sólo pensarlo me daba tristeza por lo que decidí hacer algo por mi y el mundo.
Es una experiencia hermosa, muy conciente de mi ciclo de darme el tiempo para esto es algo que me reconforta.
Si, cada día más.
Si, la copa menstrual, pero no la he ocupado, pero también me dicen que es muy buena, y la que salió ahora hecha por mujeres me parece genial.

***
Francisca Gálvez Díaz. Estudiante de Antropología Social en la Universidad de Chile, y estudiante de yoga en el Instituto de Loknath Yoga. Chile
Desde hace tres meses. Pero antes ocupe por muchos meses la copita menstrual,  por lo que, hace un año que no utilizo toallitas desechables.
Porque son amables con el medio ambiente, además, de permitir que me relacione de otra forma con mi sangre menstrual. Es una enajenación propia del sistema actual en que vivimos, la que nos hace que pensemos que es normal votar nuestra sangre como si fuera basura, y no que la vivamos mes a mes con conciencia, comprendiendo los dones que trae a nuestra vida.
Excelente, es otra forma de vivir el cuerpo en aquellos días de menstruación.  Me más hace consciente de mi propio fluir en esos días, ofrendándole a la tierra el regalo que me hace mes a mes, y no, generando a nuestra madre tierra más y más daño con toneladas de basura contaminante que eliminamos día a día.
Si, a muchas, y todas están felices con ellas. Son amables con la tierra, a la vez que con ellas mismas y sus procesos cíclicos que viven mes a mes como mujeres.
La copita menstrual, pero a pesar de que es buena en aquellos días que no tenemos tiempo para limpiar nuestras toallitas de forma consciente; las toallitas de tela son aún mejores, pues permiten que sintamos el proceso maravilloso que estamos viviendo (menstruar), además de ser ecológicas.

*** 
Loreto Tapia Jeria, Dibujante. Chile
Si, Mas menos un año
Las toallitas de tela conjugan 3 factores muy importantes,  primero el tomar conciencia de mi ciclo y respetarlo como mujer, además de hacerme cargo de la higiene  de mis toallitas, segundo son una alternativa ecológica ya que se pueden reutilizar, y no contaminan, en comparación con las incontables toallas desechables que usaba antes, y lo ultimo, es que no tengo que comprar toallas higiénicas desechables y no ando pendiente si es que se me van a acabar o no
Maravillosa, jamás he tenido un problema o percance, ni ningún tipo de infección o algo por el estilo como pueden llegar a pensar, no es un método retrograda, es una alternativa limpia y ecológica y por sobretodo responsable, tanto conmigo como con el medio ambiente
La copita menstrual, también es una buena alternativa, dura 5 años!, un alivio para la naturaleza y el bolsillo, un poco incomoda al principio pero uno se acostumbra y se vuelve parte de ti.
La verdad es que si se toma conciencia de la contaminación que provocan las toallas desechables, el daño que hacen, lo poco higiénicas que son , tanto como con el mundo como contigo, lo incómodas que se vuelven, lo tóxico del material con que están hechas y la cantidad de dinero que se gasta a lo largo de toda nuestra vida fértil, no las quieres ver nunca mas, existen muchos mas métodos alternativos a estas que son lejos mucho mejores.

***
Glendys Coirán, 27 años, Fotógrafa. Venezuela.
Si, Desde hace 4 meses aproximadamente
Por todas estas causas que de alguna manera una me fue llevando a la otra.
A raíz de una operación de un tumor quístico en el ovario izquierdo realizada hace 10 años y cuando me venía no me sentía feliz de recibirla porque era una experiencia dolorosa pero tenía la necesidad  de  reconciliarme con mis órgano sabía que si  me reconectaba con él, todo mejoraría y mientras pasaba el tiempo y en búsqueda de mi reconciliación con mi útero y mi ovario  empecé a sentir un rechazo hacia las toallas desechables  ya no me gustaba usarlas pero desconocía otra manera  para recibir mi menstruación, hace un año me encuentro con una página en el facebook  y para mi sorpresa encontré algo fantástico toallas de tela y copa menstrual estudie por mucho tiempo sobre dar ese gran paso y ahora desde que las uso el cambio fue increíble es una conexión mágica por decirlo así conmigo misma, disfruto mi menstruación, aun siento dolores pero son más sutiles, no tengo irritaciones, ni he tenido infecciones; es lo más saludable para mí en todo los sentidos aparte que colaboro con el medio ambiente y me ahorro mucho dinero al yo hacer mis propias toallas…
Si conocí un grupo de mujeres que las usan y las fabrican gracias a una reunión que se convoco debido a que los medios de mi país llevaron esto tan bonito a un entorno político sin saber del tema solo porque un grupo de chicas las mostraron en la tv.
Si, La copa Menstrual pero aun no la uso.

***
Claudia Robles, 25 años. Estudiante. Chile
Si!!! Todas mis lunas y durante todos los días que dure. Hace 6 meses.
En primer lugar por mí, ya que con las toallitas desechables siempre tuve problemas de irritación, así que cuando descubrí que existían de tela no dude en comenzar a usarlas. Por otro lado han sido parte de mi conexión conmigo misma, mi conciencia femenina, entendiendo la importancia que tiene mi ciclo y que mi sangre no tiene porque parar a la basura. Y claramente esta el tema ecológico, ya no contamino!!! y me ahorro muchísimo dinero!. Que mejor???
Las amo! Amo que sean de colores y solo mías, que me permitan tener una conexión mayor con mi ciclo y con mi sangre, que me permitan entregar a la tierra y a mis plantas mis propios nutrientes, agradeciendo lo que ellas me han dado. Es un pequeño ritual que me llena de alegría y amor.
Claro!, casi todas mis amigas las usan. Y desde que las uso he visto como va en aumento el número de mujeres que deciden tomar conciencia de sus cuerpos y ciclos, comenzando a usarlas.
Si!, también uso para casos especiales la Copita de Luna, que del mismo modo me permite no contaminar y entregar mi Lunita a la tierra. Y también se que existe la esponja marina, pero no la he usado.

***
Carina Aspillaga, 23 años.  Actriz. Chile
Si. Hace un año aproximadamente
Por salud, mi piel con las tollas sufría de hongos y enrojecimiento, sobre todo en verano y ¡¡¡por ecología!!! ¿Cuántas toallas, tampones (agregando pañales de guagua) tiramos al tacho de la basura inconscientemente?
Yo primero ocupaba, como muchas mujeres, toallas desechables, las cuales me causaban bastante picazón, hongos, incomodidad sobre todo en verano.
Un día conocí la Copa Menstrual Reutilizable y me cambió la vida, en serio, sin exagerar. Cambia el paradigma que tienes en la cabeza acerca de tu menstruación, tu higiene. Luego, en las noches tenía la necesidad de que mi luna bajara, con su curso natural, que no quedara estancada en la copa… y es por eso que ahora también ocupo las toallas de tela Nuit. Mis razones son entonces: higiene, ecología por supuesto, un cambio de mirada y actitud hacia mi sangre, que ahora se ha transformado en un fluido sagrado para mí. Lavar mis toallas es un ritual, ofrendar mi sangre a la tierra, poder hacerlo por ocupar mis toallitas, es un honor. NUNCA he tenido un problema de salud asociado a mi útero y/o cérvix vaginal; mi matrona dice que está todo muy bien. Otra razón, de todas maneras es política, una política femenina: volver a reencontrarnos con la sangre sagrada y no depositarla en toallas que se tiran como basura (¡nuestra sangre se va ahí también como desecho!) y no contribuir a que los mercados mundiales monopolizados se engrandezcan aún más sin importar la verdadera salud de las personas.
Sí, bastante, y yo he sido canal para que muchas otras se motiven en usarlas también, de diferentes edades.
La copa menstrual reutilizable (MiaLuna en Chile, Mooncup)

***
Camila Lancellotti Quezada, 32 años. Asesoría empresarial independiente. Chile
Si, desde hace 1 año.
Ecología, comodidad, abono, economía
Comodidad, abono mis plantas, NO CONTAMINO
Sí, varias
Cup, y similares

***
Pamela Cruz, 26 años. Diseñadora Gráfica y Terapeuta Integral. Chile.
Si, Desde hace mas o menos seis años
Para generar una cercanía más conciente en cuanto a mi sangrado menstrual, rompiendo el tabú de cómo está socialmente impuesta la menstruación
Ha sido una experiencia Maravillosa, de mucho crecimiento interno y evolución personal
Siii y a la vez guío, aconsejo a otras mujeres que también las ocupen, explicándoles la importancia y beneficios de hacerlo
Si, la Copa de Luna, la cual no la recomiendo.

*** 
María José Escobar Carrasco. 28 años. egresada de derecho. Chile
Si, desde hace 6 meses.
La razón principal fue para reconciliarme con mi sangrado de vida, no me gustaba ver como se iba por el alcantarillado sabiendo todos los beneficios que tienen para las plantitas por una parte y tb sabiendo toda la información que tenia el cual la madre tierra puede acoger y acunar.
Cuando comencé a recordar lo importante que era mi lunita, encontraba que botarla a la basura era una gran desprecio que me hacia.
La segunda razón pero no por eso menos importante y tb esta ligada a la madre tierra es el cuidado al planeta, para no seguir contaminando.
Mi experiencia ha sido buena, no puedo decir que ha sido fácil ya que existe mas preocupación tanto con el lavado como por los usos, ha sido un cambio de chip absolutamente, ya que la sociedad nos acostumbre al consumismo y a la flojera.
Ahora tengo todo un proceso para lavarlas,  este proceso es para mi ya que pongo música y las lavo…Las toallitas es algo tan mío y me gusta que sea así.
Reconozco el olor y el color de mi lunita, eso ha sido un maravilloso, antes nunca me había dado cuenta.
Además soy mas consciente de mi fase menstrual, paro las revoluciones de mi vida y eso tb esta dentro del proceso el cual me acompañan mis toallitas de tela
por casi las misma razones por las que las comencé a usar yo. Pero la gran mayoría es por no contaminar el planeta, creo q ese es el gran estimulo que muchas mujeres utilicen esa opción.
Conozco la copita y unas esponjas de mar en verdad no las he visto pero escuchado nombrarlas.

*** 
Carolina Estefany Díaz Araya, 28 años. Antropóloga. Chile.
Si. Un año
Salud, conciencia, ecología, economía, autonomía, respeto propio, rebeldía y romanticismo.
Maravilloso, su uso ha significado acceder a un estado de conciencia mayor.
Vinculándome con mi cuerpo sin estereotipos y sin culpas, vivenciando su máximo esplendor en los días de luna. Mi lenguaje cambió, mi experiencia cambio, el dolor se fue, me conecte con mi madre y me preparo para traspasar esta experiencia a mi hija en un futuro.
Sí muchas, he sido una predicadora de las toallitas entre mi circulo cercano. Mujeres que con horror me escuchaban, hoy no pueden creer que se hayan ido todos los malestares que consideraban normales (olor, picazón, flujo abundante, dolor, etc.)
Copa Lunar y esponjas marinas (las cuales no he usado)

*** 
Katterina Vergara, 30 años. Doula y terapeuta perinatal. Chile
si, Desde hace 4 meses cuando volvió luna despúel nacimiento de mi hijo. Antes de eso también las usaba.
Creo, siento... son todos los motivos involucrados para el uso de toallas higiénicas de tela son acertados y todos confluyeron para que yo tomara esta desición. Las toallas desechables demoran 500 años en degradarse y contienen químicos nocivos para nuestro cuerpo, eso sin tomar en cuenta que son más caras que las de tela. Sin embargo el mayor motivo en mi es la consciencia femenina... y es que es inexplicable que seamos capaces de negar y botar nuestro ciclo... nuestra sangre, la misma que cobiga a nuestros bebés por 9 lunas durante la mesntruación se vuleve basura... es absurdo.
Perfecta, ha sido una experiencia de re-unión y enamoramiento de mi cuerpo... he descubierto una sangre limpia, brillante!! además de una comodidad extremadamnete superior al uso de toallas desechables... sin picazón malos olores, humedad...
Claro! de hecho coordino un hermoso grupo de mujeres criando aquí en el sur de Chile, en Temuco y de 16 participantes regulares al menos 10 las usan...
La copa de recolección menstrual... otra maravilla, solo depende del gusto de la usuaria.

***
Pamela Gómez Osorio. 30 años. Economista, Ingeniero de Producto, Profesor Asistente Facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile.
Si, por supuesto. Las uso en cada luna, y siempre tengo una en mi cartera en caso de que mi lunita baje antes. Hace 2 años. Podría decir que hace aproximadamente 24 lunas que el calor y suavidad del algodón reciben mi sangre.
Las comencé a usar por salud, pues investigando los efectos que tiene llevar por 5 días un simil-plastico en contacto con la parte de mi cuerpo que tiene la piel mas delicada y sujeta a cambios de pH, fue que decidí probarlas.
Al principio tenía muchos pre-juicios: Tal vez no resistan mi flujo, tal vez se verá muy abultado ahí abajo, debe ser engorroso lavarlas, etc, etc. Pero cuando me atreví a probarlas e incorporarlas a mi vida, me di cuenta que mis prejuicios eran excusas o miedos que bloqueaban mi voluntad a probar algo nuevo.
Quisiera adjuntar una foto que expresa mi sentir al usar las toallitas de tela.
 En ella aparece mi violín y mis flores favoritas, los Liliums. La foto representa dos características que destaco de las toallitas de tela, pues ellas para mí  son una forma más de expresión de lo que existe en mi interior (Sangre desde lo más profundo  versus el Violín, que me ayuda también a expresar lo que hay dentro de mí a través de su sonido, al frotar sus cuerdas con delicadeza). Además,  dicha sangre, que es MI sangre, posee un perfume especial (como los Liliums), un agradable aroma a intimidad, a hembra, a mi propia esencia, que solo es posible percibir si mi flor se abre en cada luna.
Siii!!! Tengo un grupo de amigas muy cercanas que las usan. Algunas de ellas antes que yo. Con ellas compartimos nuestras fechas y etapas de nuestra luna. En cada reunión que tenemos, siempre sale un Tip nuevo. Por ejemplo recuerdo que una vez una de ellas nos preguntó como lavar mejor las toallitas, y le recomendamos hervirlas, para soltar de mejor forma la sangre y al mismo tiempo desinfectarlas. Nos dimos cuenta que si las sabes cuidar, las toallitas de tela duran muchoooo!
Conozco otro método que es ecológico, pero me di cuenta que según mi percepción no es muy saludable, pues presiona mucho el cérvix y las paredes del cuello del útero. Es la copa.

***
Monserrat Maluk Abrego. 26 años. orfebre /comunicaciones. Chile
Sí. Hace 2 años
La principal razón fue conciencia que abarca para mí la salud, la ecología y la belleza femenina.
Muy buena, me gustan mucho, me siento conectada, feliz y orgullosa de recibir mi sangre menstrual todos los meses.
Sí! Muchas mujeres, creo que más de 15 cercanas mías.
Conozco la copita menstrual y las esponjas marinas que también las utilizo dependiendo de la ocasión.

***
Karen Franjola, 20 años. Estudiante. Chile
Si. Casi un año.
Ecología y salud.
Muy buena, nada de incomodidades ni olores extraños.
La copita lunar, que también uso.

***
Paulina Pinochet Villarroel,  24 años. Chile.
Si. Enero 2013
Por un tema de conciencia femenina, el cuidado de mi cuerpo y ecologico. Me encantan.
Agradezco el movimiento de mujeres que están creando estas toallitas de tela, hechas con amor, a mi me encanta estar usándolas, son suaves con mi piel, hace la pausa del ajetreo cotidiano y me da el tiempo de estar consiente cuando estoy sangrando, el hecho de dejarlas en remojo, poder ver mi sangre, poder sembrarla, lavarlas… y guardarlas para mi próxima luna.. Es algo tan noble…
Sii! Ojala sea masivo su uso, así mas mujeres en contacto con su sangre y ayudando a la ecología.
Si, la mooncup

***

Céline Guignard, 25 años, Estudiante. Francia.
Si, Desde 10 meses cuando viajando por Chile, encontré a Paulina y Alfonsina =)
Ahh !! un poco para todas esas razones, ya que estan vinculadas !! Para ser mas precisa, puedo decir que en un primer lugar era por una cuestion ecologica. Desde bastante tiempo buscaba una manera para que mi periodo no sea sinonimo de contaminacion del planeta durante un tiempo mucho mas largo que mi propia vida. Paralelamente, mi conciencia feminina era creciente asi que queria vivir mi sangrado de otra forma.
Al final, descubri las toallas de tela que respondian a mis esperanzas y me di cuenta que era ademas mas saludable y economico !!! Que mas pedir !!!
Generalmente las utilizo al principio del periodo cuando el sangrado es mas importante. Momento en el que para mi es importante sentirme comoda y sentir el flujo irse tranquilamente y libramente (sin ser detenido con un tampon menstrual o una copa). Las utilizar tambien por las noches ya que las encuentro mas comodas que las otras.
He dado algunas a mis hermanas que la utilizan tambien un poco. Les he presentado a amigas que sé que estaban interesadas para fabricarse las suyas.
Si la copa que utilizo a partir del secundo o tercero dia.

***
Sylvia Rodríguez Osorio,  25 años. chile
Si. Desde enero del presente año (2013).
Primero por salud individual, ya que leí un artículo tóxicos de tampones, protectores diarios y toallas  plásticas, y el daño que estos provocan a mi cuerpo, entonces me pre-ocupe pues yo desde mi primera regla a los 14  años utilizaba principalmente tampones y protectores diarios, lo cual me hizo sospechar que la endometriosis que padezco fue causada por el uso de estos.
Por otra parte, por salud colectiva o respeto a nuestra pachamama, con motivo de un reportaje sobre las toallas femeninas eco-lógicas, que vi en la televisión ecuatoriana calculé cual había sido mi aporte aproximado a la acumulación de basura utilizando durante mi vida tampones, protectores diarios y toallas plásticas: 1.440 tampones! 8.340 protectores diarios! y 480 toallas plásticas! Durante 10 años de menstruación!; de acuerdo al reportaje 10.000 toallas plásticas desechadas equivalen a 150kilos de basura,
¡¿cuánto aporté yo con mis 10.260 desechos femeninos?! ¿cuánto seguiría aportando de continuar dicha conducta?
Estas dos razones entraron en perfecta consecuencias con mis ideales de autonomía individual y colectiva, y de muerte al sistema capitalista neoliberal que es el principal influyente a qué desarrollemos este tipo de comportamientos irresponsables con uno mismo y todos los demás que vivimos en este planeta. Por lo tanto, el paso siguiente era cambiar mi actitud, mi comportamiento frente a dichas problemáticas.
Con ya tres períodos de menstruación utilizando las tollas de telas, y cuatro meses con protectores diarios de tela también, la experiencia ha sido de máxima comodidad, siento que mi vagina ya no sufre de constante humedad, lo que a la vez me hace sentir en mayor estado de higiene, sobre todo durante el período de menstruación.   
1  http://ginecologianatural.wordpress.com/category/toallas-higienicas-ecologicas/
2. http://www.tvecuador.com/index.php?option=com_reportajes&id=816&view=showcanal
También, ha sido un proceso autónomo de  re-descubrimiento y re-educación, de mi como ser humana en soledad y en relación al medio,  de las manifestaciones y funcionamientos naturales de mi organismo, siento que he vivido mi realización como mujer desde otra perspectiva, me siento empoderada sobre mi cuerpo, que me conozco mejor que nunca.
Además de todo lo anterior, he logrado desarrollar  una  nueva conexión con la pachamama al compartir mi sangrado con un pequeño huerto de tomates que tuve; con distintas plantas del jardín y de la casa como helechos, ficus; algunos árboles añosos como un damasco, una parra de uvas y un limón; y con algunos árboles y plantas nuevas como unos nísperos, máticos y aloe vera. Pienso que esta nueva conexión me ha traído más tranquilidad espiritual, y ha sido un aporte a mi realización como ser humana.
Cuando descubrí la información que me llevo a decidir utilizar toallas de tela, se la compartí a todas mis amigas y amigos; una de ellos se motivo igual que yo a cambiar, así que le di los datos de las chicas de mamaluna y también adquirió las suyas.
He leído información respecto a otros métodos, como una que se llama “copa lunar” que es de silicona y se pone en el interior del útero para que reciba la sangre, sin embargo no me he interesado en probarle pues para mi fueron suficientes 10 años utilizando un elemento ajeno a mi cuerpo (tampón) el que además interrumpía el flujo natural del sangrado… si bien es cierto, las toallas de tela también interrumpen la circulación natural de la sangre hacia la tierra, pues “absorben” el sangrado, éste se recupera al remojarlas en agua la que se puede compartir a la pachamama sin ningún problema.

video


***
Ximena Vidal Toro, 39 años. Psicóloga. Chile

Si, desde este año 2013

Conciencia Femenina y ecología

Desde que las uso me siento mas conectada con la madre tierra, tengo mas conciencia de Yo Mujer.  Ecológicamente hablando es mi aporte a la naturaleza y al mundo que quiero que mi hijo viva en el futuro. 

Si, muchas.

Las copas, pero prefiero las toallas de tela, ya que me dan confianza, hacen que mi proceso sea mas natural.

***

Margarita Hualme Cruz, 33 años. Profesora de educación diferencial, especialista en trastornos. Chile
Si las uso, desde el año 2008

Nunca me sentí cómoda con las tradicionales, eso ya me hacía cuestionarme sobre éstas, así como el impacto ecológico que generan. Más tarde, gracias a mi incursión en la práctica de Yoga descubrí cómo conectarme con mi conciencia femenina, lo cual me permitió conocer a través de otras mujeres las toallitas de tela. Lo que guió principalmente mi elección, es la conciencia económica y de responsabilidad con el planeta, creo profundamente que debemos hacernos cargo de los residuos que producimos.


Excelente, nunca he tenido problemas, al contrario, ya no sufro de incomodidad, inseguridad, molestias relacionadas con alergia o con temperatura, situaciones que sí vivía con cuando usaba las toallitas tradicionales.


Sí, varias, entre ellas mis dos hijas


Si, la copa menstrual
***
Karina Rodríguez Moreno, 26 años. Trabajadora independiente. México


Sí, desde hace 2 años la alterno con la copa menstrual

Principalmente para no contaminar el planeta y porque francamente con las desechables que son asquerosas me rosaba horrible, siempre andaba irritada y padecía seguido infecciones.

Maravillosa, ya no me roso, ahora honro mi sangre y mi cuerpo, me cuido mucho y no contamino más a mi amado planeta.

Sí conozco a otras mujeres que las usan

Si, la copa menstrual.

***
Viviana Bustos Parra, 41 años. Administradora de restoran. Chile


Sí, desde hace un año aproximadamente.


Principalmente, al inicio me motiva una razón ecológica, de apoyo al cuidado del medio ambiente, luego, he ido disfrutando su uso por otras razones relacionadas con el contacto con mi femeneidad, que es difícil de explicar, tiene que ver con algo más místico. Con volver a lo natural, con prescindir de lo desechable, con volver a los orígenes y el sentido de nuestros períodos menstruales.


Excelente, temía en un comienzo por su efectividad, no obstante, son totalmente prácticas, higiénicas, cómodas, suaves, de fácil transporte, de fácil limpieza, durables.


Si, conozco mujeres que usan toallas higiénicas no desechables, no se si Mamaluna, pero incluso que se las fabrican ellas mismas.


Sì, la copa de la luna, que es un contenedor de silicona.
***
Pamela Reyes Villarroel, 30 años, docente/profesora. Chile

Sí, desde hace un año y medio aproximadamente.

Salud: Por recomendación del ginecólogo, pues las toallas desechables  me producen irritación y alteran mi flora vaginal.


He tenido una muy buena experiencia, ya no tengo irritación, mi flujo no produce mal olor, son suaves y cálidas, y además ayudo a no generar contaminación y la parte económica también se ve agradecida.

sí, la copa
***
Alejandra Muñoz Altamirano, 25 años, estudiante. Chile


Sí, hace aproximadamente 8 meses

Principalmente por un tema de ecología junto con saber que eran condescendientes con mi salud ya que frecuentemente sufría de candidiasis.

He tenido una muy buena experiencia ya que dismiuyó casi por completo el problema de la candidiasis ( no se si es coincidencia o en verdad al ser de algodón estas ayuda), junto con brindarme conciencia femenina y entender que soy una mujer cíclica, encima el hecho de volver mi sangre a la tierra es la parte que más me gusta de todo esto. 

Sí, la copa menstrual

***
Bárbara Estefanía Hernández Iraira, 24 años. Psicóloga. Chile

Sí, desde el verano del 2010

Ecología y conciencia femenina.

Maravilloso, ha sido un encuentro con mi femineidad y aceptación. Además, son muy limpias, económicas y ecológicas, lo que me lleva a no cambiarlas nunca por las alternativas tradicionales desechables.

Sí, cuando empecé motivé a una amiga para que también lo hiciera y las usa junto a la copa menstrual. Así mismo, he motivado también a numerosas mujeres.

Si, La Copa Menstrual


Si quieres saber mas historias de mujeres de otras partes del mundo o quieres dejar tu testimonio en el  Directorio de Toallitas Ecológicas entra a Cuentanos tu historia sobre tus Toallitas 
<3 Tu aporte es importante!! <3  

No hay comentarios:

Publicar un comentario